Debo matarlos

Debo matarlos. Debemos incinerarlos. Cerdo tras cerdo. Vaca tras vaca. Aldea tras aldea. Ejército tras ejército. Y me llaman asesino. ¿Qué nombre recibe… cuando los asesinos acusan al asesino? Mienten. Mienten y hemos de ser misericordiosos con los que mienten.

(Walter «Brando» Kurtz).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.