Dechado de virtudes

El director de Independence Day, Godzilla y El patriota tiene ciertos atributos, los cuales relucen en todo su esplendor en El día de mañana. Es basto, estúpido, inmundo, ñoño, predecible, risible, absurdo, trivial y, como suma de todo ello, ridículo. Jamás ha hecho una película decente, ni jamás la hará.

(Stephen Hunter).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.