Dios los cría: segundo asalto

Altman era un auténtico farsante. Era un alcohólico empedernido con la cabeza llena de pajaritos, un egocéntrico, un gilipollas pomposo y pretencioso.

(Don Simpson acerca de Robert Altman).

Simpson era un malvado, un vago. Así era la clase de ejecutivos que estaba invadiendo los estudios. Para nuestra industria es una suerte que ya no esté entre nosotros. Sólo lamento que no haya vivido más y haya sufrido más.

(Robert Altman acerca de Don Simpson).

Imagen de Popeye (1980), dirigida por Altman y producida por Paramount Pictures en la época en que Simpson era un alto cargo de la empresa.

2 thoughts on “Dios los cría: segundo asalto

  1. Tampoco hay mucho más que contar. Lo cierto es que a ninguno de los dos le faltaba razón. Altman quiso dirigir «Popeye» como si fuera una obra de arte en lugar de una peli mainstream y eso le llevó a encararse con casi todos los que veían la peli más o menos como lo que debía ser: un vehículo para poner culos en asientos. Así salió, claro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.