Para mear y no echar gota

Había una escena en la que Faye se tenía que subir al coche después de visitar a su hija, con Jack esperándola dentro. Faye no hacía más que decirle a Polanski que tenía que ir a mear, pero el director no la dejaba y la obligó a esperar.`Filmamos, filmamos´, decía. Después de un rato Polanski se acercó al coche y le dijo a Faye: `Baja la ventanilla. Tengo que hablar contigo porque te estás girando mucho a la derecha. No mires a Jack, mira hacia delante´. Entonces Faye le tiró a la cara una taza de café llena de líquido. Él dijo: `¡Hija de puta, es meada!´ Y ella le dijo: `Sí, polaco de mierda´, y subió la ventanilla.

(John Alonzo, director de fotografía de Chinatown).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.