Viendo: Apolo 13

En abril de 2015 se cumplió el 45 aniversario de la misión Apolo 13, calificada en numerosas ocasiones como un «fracaso triunfal» de la NASA. Porque los astronautas que iban a bordo no cumplieron su objetivo de pisar la Luna, pero sí lograron llegar a la Tierra sanos y salvos luego de que una explosión, causada por un absurdo fallo en el diseño de la nave, dejase su supervivencia pendiente de un hilo cuando se hallaban a más de 300.000 kilómetros de nuestro planeta. La operación organizada para traerlos de vuelta puso en evidencia el carácter excepcional de todos los implicados en la conquista lunar, quizás la mayor aventura jamás emprendida por la humanidad en toda su historia.

Sobre la película, estrenada en 1995 con motivo del 25 aniversario de la misión, poco hay que decir. Producida con todo lujo de detalles por Brian Grazer, un apasionado de la conquista espacial más tarde responsable de la excelente serie documental de HBO De la Tierra a la Luna, el éxito obtenido avala su calidad a todos los niveles. La reconstrucción de los hechos, filmados con gran acierto por Ron Howard en lo que él mismo sigue considerando a día de hoy su mejor trabajo como director, es realista prácticamente al cien por cien. Casi todo lo que sucede en la película ocurrió de verdad.

Mención especial para los actores, seleccionados entre las caras más populares del cine de los noventa y magníficos todos ellos, aunque Ed Harris destaque algo por encima del resto. También para los deslumbrantes efectos especiales, que mantienen su vigencia como el primer día y se utilizan como es debido: para apoyar la narración, no para imponerse a ella. Y finalizando, para los audiocomentarios de Jim Lovell y su mujer Marilyn incluidos con las mejores ediciones de la película en DVD y Blu Ray. Lástima que obliguen a tener buenos conocimientos de inglés (encima ingles yanki) para disfrutarlos, al no incluir subtítulos. Una de las mejores cintas comerciales de la década, donde hasta la música de James Horner, juzgado habitualmente como vago y reiterativo, se encuentra a la altura.

One thought on “Viendo: Apolo 13

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.