Viendo: Del revés

¿Recuerdan cuando hace algún tiempo publicábamos esta imagen en la web para resumir la trayectoria de Pixar?

Bueno, pues tomen el último renglón del texto y tendrán está Del revés perfectamente definida en pocas palabras. No se puede dejar más claro.

¿Quiere esto decir que Inside Out (me encantaría conocer al lumbreras que tradujo esto al castellano como «Del revés» y se quedó tan ancho) es una película floja o directamente mala? Para nada, pero hay que tener claro que esto es un producto Disney, y por ello no deja de ser un vehículo para que la empresa promocione sus repugnantes valores mientras vende como arte lo que no es más que un digno entretenimiento, gracias a un lavado de cerebro perfectamente ejecutado en forma de campaña de marketing. Como es habitual en Pixar la cosa arranca estupendamente, pero luego da la impresión de quedarse a medio gas, desaprovechando el potencial de sus ideas por culpa de los corsés impuestos desde la casa matriz, entre los que por supuesto no falta el clásico personaje cargante, que no directamente odioso:

En el diccionario, junto a la definición de «repelente» debería aparecer ella.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.