Viendo: Promesas del Este

El perturbador (que no directamente perturbado) David Cronenberg facturó con este filme de 2007 uno de sus mejores trabajos. Y lo hizo, curiosamente, fuera del género por el que es conocido y del que es referente: el terror. Promesas del Este cuenta la historia de una comadrona que establece una peligrosa relación con las mafias rusas que operan en Londres cuando indaga en la vida de una paciente fallecida, empeñándose en buscar a la familia de la chica guiada por el diario que dejó escrito. Lo más destable de esta película se encuentra en el reparto y sus interpretaciones. La pareja protagonista formada por Viggo Mortensen y Naomi Watts está espléndida, pero el trabajo de Cronnenberg tampoco es en absoluto desdeñable. Gracias a él, el realizador canadiense pudo disfrutar de los elogios unánimes de la crítica y el público que acudió a verla. Y todo ello sin renunciar a las marcas de identidad de su cine, presidido por los tonos sombríos y la violencia, que siendo esta una película situada en el mundo real y encima con la mafia rusa por medio, se muestra más descarnada que nunca.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.