Viendo: Showgirls

El enorme éxito de Instinto básico animó a Paul Verhoeven a seguir la senda marcada y para ello volvió a contar con el guionista Joe Stzerkas,  a quien contrató por la suma más alta ofrecida hasta entonces a un guionista para escribir esta feroz sátira sobre Las Vegas y el mundo del cabaret moderno. Una historia totalmente pasada de rosca que cubría sus endebleces a base de mostrar culos y tetas, que el público no entendió, la crítica despedazó y ante la que todos se apartaron con repelús, resultando de ello uno de los mayores fracasos  del cine reciente. Una bomba de relojería que estalló en las manos de todos los que habían tomado parte en su construcción, y de cuyos efectos negativos jamás se recuperarían. Paradójicamente, su fracaso significaría también su éxito y la mezcla de culos, tetas y “malditismo” convertirían a Showgirls en una cinta de culto sumamente rentable con el paso de los años, llegando a ser el DVD más vendido de la historia en el día de su lanzamiento.

One thought on “Viendo: Showgirls

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.