Viendo: The Majestic

Confieso que hasta ahora nunca había visto esta película, y tras haberlo hecho no acabo de entender el por qué de su fracaso pese a sus defectos. Tras sorprender con El show de Truman, que le reportó un prestigio desconocido hasta entonces, Jim Carrey hizo su apuesta más ambiciosa con esta película dirigida por Frank Darabont, entonces en la cúspide de su carrera. Desgraciadamente no le salió bien, y es una pena porque Carrey es mejor actor de lo que muchos creen, la película es maja (especialmente en su arranque) y, como suele ser habitual en Darabont, está muy bien rodada, aunque peca de una duración algo excesiva y de un happy end demasiado previsible e inverosímil, concesión al público mayoritario que no impidió un fiasco que marcaría la decadencia de Frank Darabont y en especial la de Jim Carrey, definitivamente relegado a sus clásicos papeles de comediante histrión.

Ambientada durante la oscura “caza de brujas” del repulsivo senador Joseph Mc Carthy, una de las épocas más tristes y deprimentes de la reciente historia americana, The Majestic trata sobre un guionista acusado de rojo por un motivo absurdo: siendo estudiante entró en una reunión izquierdista persiguiendo a una chica. Con su vida en el disparadero, sin trabajo y abandonado por su novia, una noche sufre un accidente de trafico después de pillar una descomunal borrachera y queda amnésico, yendo a parar a un pueblo donde todos le confunden con un joven desaparecido durante la II Guerra Mundial.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.