Viendo: Trece días

La eterna decadencia en la que Kevin Costner se sumió tras el rodaje de Waterworld ha estado, no obstante, salpicada por algunos momentos en los que recordó, aunque fuese de lejos, a la gran estrella que un día fue. Este es uno de ellos. Dirigida por Roger Donaldson, uno de esos tipos no especialmente brillantes a los que se define «con oficio» por su capacidad para solventar dignamente cualquier proyecto que se les encargue, Trece días es un correcto thriller político que narra cómo se vivió en la Casa Blanca la crisis de los misiles cubanos de 1962, que a punto estuvo de provocar una guerra atómica. Y como era de esperar lo hace sin especial brillantez, pero de forma lo bastante buena como para que no despeguemos la vista de la pantalla durante toda la película.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.