Básicamente, hay dos modos de analizar esta película:

Con el cerebro enchufado: Dos horas de gilipolleces encadenadas una detrás de otra, que no merecen más tiempo que el que puedas perder viéndolas una vez. Cualquier película de acción de los años 80 tiene más argumento y personajes más trabajados. La película llega tarde, con los muertos vivientes tan pasados de moda como las chisteras o los miriñaques. Mensaje político proisraelí absolutamente vergonzoso. Esto es lo que suele ocurrir cuando te gastas un dineral en adaptar un libro pasándotelo por el forro de los cojones, utilizando el título únicamente como reclamo para poner culos en las butacas. Por mucho menos, un indignado Stephen King pidió que su nombre fuese retirado de los créditos de El cortador de césped, cinta a todas luces muy superior. Y el colmo es esa absurda intención de crear una peli de zombis “para todos los públicos”, evitando a toda costa mostrar sangre y desmembramientos. Hay más gore y violencia en cualquier sketch de los Teleñecos.

Con el cerebro desenchufado: JODERRRRR TRON COMO MOLA LA DE ZOMBIS DL PITTT TROOON!!! LOS EFECTOS SN LA POLLA TROOON Y LA PELI ES 1 CICLON TROOONN!!! MOLA K T KAGAS TRONNNNN, Y LA PIBA ESA DE LA PELOTA RAPADA ME PONE MAZO TROOONNN!!!! LA PONÍA MIRANDO PA MURZIA TRONNNN!!!

Guerra Mundial Z contiene también referencias a Cataluña, en concreto a una de sus señas de identidad cultural más reconocidas internacionalmente: los castellers.

En resumen: Un producto típico de la era actual en la que el cine, moribundo tal como lo hemos conocido hasta hoy, da sus últimas bocanadas intentando atraer al público desesperadamente a base de convertir las películas en videojuegos. Paradójicamente, el público al que van destinadas estas películas… no va al cine y prefiere los videojuegos. Si se trata de disfrutar con una de zombis, se pone en la consola el último Silent Hill, que además le permite ser parte integrante de la acción y no un mero espectador. El cine se lo baja de Internet y lo ve en tranquilamente en casa, de gratis, solo o con colegas. Como dato revelador, la tarde que fui a ver esta Guerra Mundial Z al centro comercial de turno, fin de semana con la peli recién estrenada y el lugar lleno hasta la bandera, en una sala con 300 butacas había menos de 50 personas.

Resultado: Cerebro IN: imagine usted que acaba de padecer en sus carnes un acto de sodomía creativa y juzgue en tal caso si estaría dispuesto a aplaudir o no. Cerebro OUT: ponga usted cara de padecer lesión cerebral y aplauda, si es que dicha lesión le permite juntar al unísono las palmas de manos mientras balbucea en un lenguaje sólo comprensible para un protozoo.

Ficha en la IMDB.

“Leo tron eres 1 gilipoyas y no tienes ni zorra, sta peli es la polla cn zebolla y punto”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Cerrar