En un mundo tan cortoplacista como el actual, donde lo que hoy es noticia mañana será prehistoria, es probable que ni los fans más acérrimos de James Horner recuerden ya que el músico norteamericano falleció el pasado mes de junio al estrellarse la avioneta que pilotaba. El suceso provocó comentarios jocosamente crueles en Internet, donde el compositor tenía muchos admiradores a cuenta de su fama de vago: hubo quien comentó que Horner se había había matado porque no hizo nada cuando tuvo problemas, esperado a que su avioneta se recuperase ella sola. No obstante hay que reconocer que dicha fama la tenía ganada a pulso especialmente durante la última etapa de su carrera, apenas un reflejo de tiempos mejores a los que pertenece la banda sonora de Apolo 13.

1995 fue probablemente el gran año de James Horner, un hombre predestinado al cine (su padre era un prestigioso director artístico doble ganador del Óscar) y la música (fue alumno aventajado de György Ligeti, recurso habitual de Kubrick) que empezó a componer bandas sonoras desde muy joven, además con éxito. Sin embargo, la música que compuso para Braveheart y la mencionada Apolo 13 le situaron en un candelero hasta entonces desconocido para él, sobre todo entre muchos jóvenes para quienes las bandas sonoras de estas películas se convirtieron en un referente.

Pese a no ganar ningún premio relevante con ellas (aunque estuvo nominado al Óscar por ambas) Horner las estimaba como parte de su trabajo más inspirado, pero especialmente en el último caso, sin duda de los mejores de su carrera. Sin abandonar el característico “sonido Horner”, Apollo 13 se aleja bastante de la autocomplacencia que marcaría a su autor en años posteriores, y entre los diversos cortes se pueden encontrar algunos francamente brillantes, con una mezcla de estilos que van desde la mayestática All Systems Go/The Launch a la etérea The Darkside of the Moon interpretada por Annie Lenox. La esplendida edición original de la banda sonora marca una pauta a seguir: dos discos que recopilan, además de la partitura de Horner, insertos con algunos de los diálogos más representativos de la película y la música incidental, interpretada por artistas de la talla de Jimi Hendrix, The Who o Jeferson Airplane, mas un “bonus” que recorre parte de la mejor música popular americana de los sesenta y setenta de la mano de colosos como Santana, Steppenwolf o Patsy Cline.

2 thoughts on “Oyendo: Apollo 13 (James Horner & various artists)”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Cerrar