Clásico que no requiere mayor comentario. Incluyendo su faceta musical, quizás el trabajo más conocido (y el mejor) de Alex North.

Los que tengan a mano una edición de la película en DVD comentada por Howard Fast ya están tardando en volver a verla si no lo han hecho aún. Autor de la novela en la que se inspira la cinta, Fast fue contratado para convertirla en un guión cinematográfico y cumplió con la máxima de que un escritor no suele ser buen guionista de sus propias obras, razón por la que Kirk Douglas le despidió sin contemplaciones para contratar acto seguido al guionista Dalton Trumbo. Una maniobra muy astuta que le hizo quedar como el hombre que dinamitó el macarthismo en Hollywood al permitir que Trumbo, incluido en la Lista Negra por su filiación comunista y que hasta entonces había malvivido oculto tras un seudónimo, figurase en los créditos de la película. En realidad Trumbo estaba desesperado por trabajar y Douglas le contrató simplemente porque le salía barato.

Ver Espartaco con los comentarios de Fast es una experiencia cuanto menos divertida, ya que se muestra inmisericorde con el trabajo de su sustituto y con el resultado de la película, empezando por la decisión de contratar a Jean Simmons para interpretar a Varinia, mujer de aspecto y carácter diametralmente opuestos a los de la Varinia del libro, imaginada por su creador como una rubia germana de aspecto recio y carácter no menos recio.

Y como no podía ser menos, allá van los famosos créditos iniciales del film que diseñó el mítico Saul Bass.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Cerrar