El de Skeletor es uno de mis papeles favoritos. Lo acepté porque mi hijo, que tenía cuatro años, iba corriendo de un lado a otro con una espada gritando ‘¡Tengo el poder!’. Le encantaba Skeletor. Yo ni siquiera parpadeé cuando me ofrecieron el papel. No podía esperar para interpretarlo.

(Frank Langella).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Cerrar