Con este son ya tres los documentales de Asif Kapadia que he comentado hasta ahora en la web tras los dedicados a Ayrton Senna y Amy Weinhouse, aparte del segundo sobre Diego Armando Maradona tras el aborto hagiográfico de Emir Kusturika. Comenzando por lo a priori más interesante para el lector, diremos que Diego Maradona se queda ahorquillado entre Senna y Amy, pero más cerca del primero que del segundo, a todas luces bastante flojo.

Su mejor cualidad es que se centra en el periodo que el controvertido astro argentino pasó en Nápoles tras salir por la puerta falsa del F.C. Barcelona; siete años en los que Maradona subió al cielo y bajó a los infiernos reiteradamente. A veces de un momento para otro, como corresponde a un personaje que vivía el día a día con una intensidad desmedida, sin poder (o no querer) controlar la vorágine en que estaba inmerso por su condición de dios, que iba incluso más allá de lo futbolístico. Fueron, en resumen, sus mejores años como deportista pero los peores como persona, marcados por éxitos legendarios pero también por las amistades poco recomendables con miembros de la Camorra y la adicción a la cocaína, a la que Diego terminó enganchándose tras haber coqueteado con ella en su etapa barcelonista. Por todo ello la caída del “Pelusa” sería vertiginosa, y ya nunca lograría recuperarse pese a intentar un nuevo comienzo lejos de la ciudad que le había encumbrado y hundido.

Buen documental distinguido por elementos fácilmente reconocibles en la obra de Kapadia, como el tono melancólico y emocional de la narración. Una tragedia que se apoya en imágenes inéditas y las voces en off de personajes clave en la vida del protagonista, que en este caso son principalmente tres: su mujer Claudia Villafañe, su preparador físico en el SSC Napoli Fernando Signorini y el expresidente del club Corrado Ferlaino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.