Siguiendo la estela del malogrado John Belushi, su hermano James trató de labrarse una fructífera carrera como actor y comediante. No lo consiguió, aunque hacia el final de los años ochenta se convirtió en un rostro popular sobre todo cuando en 1988 coprotagonizó Danko: calor rojo junto a Arnold Schwarzenegger. Sin embargo, un año antes ya había protagonizado una película con la que alcanzaría la fama especialmente en España, merced a las continuas reposiciones de que fue objeto en diversas cadenas de TV privadas durante los primeros años noventa.

Se trata de El rector, en la que Belushi interpreta al díscolo profesor de un instituto pijo que es “rebotado” por sus superiores a otro mucho más conflictivo, donde le ponen al mando esperando que renuncie para quitárselo de en medio. Con la idea de demostrarles quién es en realidad, el profesor acabará empeñándose en convertir su nuevo instituto en un verdadero centro de estudios, lo que le llevará a enfrentarse con la banda de delincuentes juveniles que lo controla en la sombra. Sin abandonar nunca la clásica estructura de un drama escolar al uso, El rector permite pasar el rato sin complicaciones, se deja ver bastante bien y el guión permite a Belushi lucirse con algunas escenas que acaban por resultar memorables (por ejemplo la de la reunión de alumnos en el gimnasio), cubierto de manera solvente por un puñado de secundarios entre los que destaca Louis Gossett Jr., ganador de un Oscar por su participación cinco años antes en Oficial y Caballero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Cerrar