El padre Bud Cadenas es un antiguo misionero en Brasil que ahora, ya anciano, dirige un orfanato localizado en un área deprimida de San Diego que el Ayuntamiento de la ciudad quiere cerrar por no cumplir las ordenanzas municipales, una decisión que en realidad esconde oscuros intereses inmobiliarios. Sin dinero con el que acometer las reparaciones necesarias para mantenerlo abierto, el padre Cadenas decide contactar con el legendario futbolista Pelé, a quien educó de niño en la favela donde vivía, para que le ayude a organizar un partido benéfico entre los chicos del orfanato y los de un colegio de barrio bien.

Inspirada muy vagamente en hechos reales, A Minor Miracle, que ése es su título original, volvió a reunir a Pelé y a John Huston tras la popular Evasión o victoria aunque en roles de menor importancia y bastante secundarios respecto al verdadero protagonista de la película, el padre Reilly interpretado por Peter Fox, conocido entonces por su aparición en numerosas series televisivas de éxito como Lou Grant o Canción triste de Hill Street. Contra todo pronóstico, Once más uno sorprende: no es buena, pero tampoco es tan mala como podría aparentar a tenor de lo absolutamente desconocida que resulta para el gran público, ya que tuvo un recorrido comercial limitado y apenas se ha pasado por televisión en las más de tres décadas transcurridas desde que se estrenó. Filme que puede verse una vez por curiosidad y luego olvidar sin tener la sensación de haber desperdiciado nuestro escaso tiempo libre de forma miserable.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Cerrar