El cineasta Asif Kapadia es responsable del que tal vez sea uno de los mejores documentales sobre la Fórmula 1 que jamás se hayan filmado. Convertido en leyenda tras su muerte en el infausto GP de San Marino de 1994, Ayrton Senna ya había dejado para entonces una impronta indeleble en la que, por encima incluso de sus logros como piloto, destacaron sus titánicos duelos con otro as del volante: el francés Alain Prost. Entre ellos surgió una rivalidad que les llevó a enfrentarse encarnizadamente dentro y fuera de los circuitos. Con este último aspecto como eje central y usando una buena cantidad de material inédito, buscando constantemente tocar la fibra sensible del espectador para lograr que simpatice al máximo con Senna (a lo que ayuda la melancólica banda sonora de Antonio Pinto), Kapadia construye una más que interesante biografía del genio brasileño, que peca no obstante de maniquea, al convertir a Prost en una especie de “malo de la película” para así engrandecer aún más la figura de su rival, cuyos aspectos más oscuros prácticamente ni se mencionan.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Leer más
Cerrar